Pavlova de frutas frescas

Denominada Pavlova, en honor a una famosa bailarina rusa.
Danzando entre la acidez y frescura de la fruta; y la dulzura y crocancia del merengue.
Un postre muy equilibrado y fresco. De esos que te hacen perder la cuenta de cuánto comiste.

Dificultad
Difícil
Ingredientes
Merengue suizo
  • Claras 3
  • Azúcar 180 g
  • Fécula 20 g
Crema Chantilly
  • Crema de leche 250 cc
  • Azúcar 70 g
  • Esencia de vainilla 5 g
Relleno
  • Uvas, kiwi, durazno, etc.
  • Yo utilice ananá, frutilla y kiwi.
  • La fruta se corta chiquita

Preparación

  1. Cómo primer paso calentar el horno a 100°C y preparar una placa forrada con papel manteca.
  2. Merengue suizo:

  3. Calentar las claras con el azúcar a baño María hasta que esté tibio( no superar los 60°C). Retirar del fuego.
  4. Colocarlo en la batidora y batir hasta que enfríe.
  5. Agregar la fécula con movimientos envolventes (la fécula seca la masa).
  6. Colocar en una manga con pico redondo y dibujar círculos sobre el papel manteca, dar unas dos vueltas de merengue formando pequeñas canastitas.
  7. Cocinar en horno a 100°C durante 1 hora aproximadamente.
  8. Crema Chantilly:

  9. Batir la crema, el azúcar y la vainilla hasta que se formen picos.
  10. Armado:

  11. Rellenar las pavlovas con la crema Chantilly y decorar con los trocitos de fruta fresca.
Compartir dulzura