Torta de ricota

Salada o dulce, la ricota no distingue. Siempre queda bien.
Torta ícono de la pastelería. Seguí está receta para que te salga perfecta y súper cremosa
¡A disfrutar!

Dificultad
Difícil
Ingredientes (para dos budines chicos)
Masa
  • Manteca fría 200 g
  • Harina 0000 / 350 g
  • Azúcar impalpable 150 g
  • Ralladura de 1 limón
  • Pizca de sal
  • Yemas 2
  • Polvo para hornear 1 cda
  • Esencia de vainilla 1 cda
Relleno
  • Ricota 500 g
  • Yemas 2
  • Ralladura de 1 limón
  • Azúcar 150 g
  • Esencia de vainilla 1 cda
  • Almidón de maíz 1 cda

Preparación

    Masa:

  1. Realizar un arenado con la harina, el polvo para hornear, el azúcar, la ralladura de limón, la sal y la manteca fría cortada en cubos.
  2. Añadir las yemas y unir sin amasar demasiado hasta formar la masa.
  3. Dividirla en dos, colocar cada parte entre papel film y estirarlas con un palote. Llevar a la heladera 30 minutos.
  4. Relleno:

  5. Mezclar la ricota con las yemas, la ralladura de limón, el almidón de maiz y el azúcar (reservar).
  6. Armado:

  7. Fonzar un molde de 24cm con una de las masas y pinchar con un tenedor.
  8. Rellenar con la crema de ricota y tapar con la masa restante. Pinchar nuevamente con un tenedor.
  9. Llevar al horno a 180°C durante 40 minutos.
  10. Dejar enfriar y espolvorear con azúcar impalpable. Llevar a la heladera.
Compartir dulzura